Close

CHILE SOBRE RIELES

“SI VAMOS A REPENSAR UN PLAN DE TRANSPORTE PARA NUESTRAS CIUDADES, QUE SEA UNO QUE SIGNIFIQUE UNA REAL EVOLUCIÓN” 

Han pasado 10 años desde que metimos la pata a fondo y más vale que como país hayamos aprendido algo de lo que ha significado el Transantiago. Nosotros hemos efectuado un ejercicio serio de análisis y creemos que el proceso está lleno de lecciones. Y no solo en lo que respecta a la capital, sino que también hay una experiencia valiosa para repensar hoy el transporte en las principales ciudades de Chile.


La movilidad urbana es un tema muy relevante para una gran mayoría de chilenos. Nos afecta de forma directa en nuestra calidad de vida. Cuánto nos demoramos entre nuestra casa y el trabajo, la universidad o el instituto, incide en la cantidad de tiempo que disponemos para compartir junto a nuestras familias, hacer actividades deportivas o simplemente encontrar momentos para el esparcimiento.


¿Cómo podemos abordar este tema entonces? Pensamos que es el momento justo para proponer una nueva mirada, una con proyección de futuro, que establezca el tipo de transporte que Chile debe tener en las próximas décadas: para nosotros la respuesta esta en los rieles.


Siempre es bueno mirar a otros lados, observar la forma en que evolucionaron otros sistemas de transporte en el mundo desarrollado. Cuando haces ese ejercicio se pueden ver patrones reconocibles y experiencias valiosas para grandes ciudades. Hay que tomarlas.


Es vital que las redes de rieles se transformen en la malla estructural del sistema de transporte de una ciudad y que los buses (de los que tanto dependemos hoy) solo operen como un complemento para alcanzar las zonas menos densas. Se fortalecen y privilegian los sistemas de metro, tranvía y trenes urbanos.


Nuestra propuesta es un Chile sobre rieles. Las razones son varias, pero destacaré particularmente cuatro.


Primero, todos valoramos cada vez más la certeza del tiempo de los viajes. Salir de la casa a una hora sabiendo que el trayecto nos tomará un lapso conocido de tiempo. Eso solo puede asegurarse en medios con vía exclusiva que no tengan interferencias por tacos, accidentes o semáforos cortados.


Asimismo, un segundo punto que trae consigo el transporte sobre rieles, es que resulta mucho más seguro. Tener la tranquilidad de viajar cada día en un ambiente de seguridad, sabiendo que llegaremos a destino sin contratiempos, tiene un efecto importante también en la calidad de vida.


Un tercer elemento, es que un mal sistema de transporte urbano es un desincentivo para que muchos habitantes quieran dejar la gran ciudad, para vivir en sus alrededores o incluso en ciudades aledañas. En nuestro programa hemos propuesto, por ejemplo, llevar a cabo el anhelado tren Viña del Mar – Santiago, que podría significar un cambio de paradigma muy importante respecto a que muchos replanteen vivir en la costa, si es que pueden, cada día, viajar de forma rápida y segura entre ambos ciudades.


El último punto, que además tiene una especial importancia para mí; es que metros, trenes y tranvías, son medios de transporte limpios: amigables con el medio ambiente. Este es un tema de prioridad mundial y Chile no puede quedar exento. Cualquier proyecto de desarrollo en transportes debe considerar este escenario como algo prioritario.


“Chile sobre rieles” es un plan que abarca el sistema de transporte de Santiago, pero que además en nuestro programa, considera los trenes Concepción – Santiago, Viña del Mar – Santiago y un sistema de tranvías para la ciudad de Antofagasta. El mismo proceso debe replicarse luego a los otros centros urbanos del país, acompañando su crecimiento con soluciones apropiadas a sus realidades y de la mano de un necesario avance en tecnología.

Columna original publicada en Pousta:

https://pousta.com/chile-rieles-columna-felipe-kast/

TRANSPORTE SEGURO PARA LOS CIUDADANOS Y AMIGABLE CON EL MEDIO AMBIENTE